FISIOTERAPIA  &  OSTEOPATÍA

“Teléfono  653 38 15 58

Loading…

Características de un buen complejo vitamínico

Las características de calidad de un buen complejo múltiple.

Multitud de marcas ofrece complejos múltiples que encontramos a la venta en todo tipo de lugares, desde farmacias y droguerías a supermercados y gasolineras. Pese a la denominación común de “multivitaminas”, este tipo de suplementos alimentarios contiene además de vitaminas también minerales esenciales. A veces se incluyen asimismo extractos de plantas y otras sustancias.

Por su compleja composición, en los suplementos alimentarios confluye una gran cantidad de factores que acaban determinando la calidad del producto. A menudo el consumidor no es capaz de valorar tales aspectos cualitativos como es debido, lo que a veces lleva a elegir un producto barato pensando así hacer un servicio igual de bueno para la salud. Sin embargo, los buenos complejos múltiples son productos de calidad, algo que puede comprobarse leyendo e interpretando cuidadosamente la declaración de ingredientes de la etiqueta. Este artículo trata las características de calidad que tiene que tener un buen múltiple, para que usted pueda tomar la decisión correcta para su situación personal o para su paciente.

Muchas personas toman a diario multivitaminas con vistas a fomentar la salud en general y evitar enfermedades. Además, debe incorporarse un complejo múltiple en todo tratamiento nutricional prácticamente por sistema. Por estos motivos, reviste una enorme importancia la calidad del múltiple. En las siguientes líneas se comentan diversos ingredientes importantes que contribuyen a determinar la calidad de tales productos.

Vitaminas naturales o sintéticas
El origen de las vitaminas, natural o sintético, es importante solo para aquellas en las que la forma natural y la sintética se diferencian entre sí. Esto se aplica en concreto a vitaminas con una estructura química compleja, en las que sustancias con una misma estructura pueden presentar configuraciones espaciales diferentes (estereoisomería). Solo una de estas formas “encaja” en la bioquímica de tal vitamina, mientras que las demás no poseen efecto alguno como tales y pueden incluso causar efectos secundarios no deseados. La vitamina E sería un ejemplo de vitamina en la que resulta importante utilizar la forma natural. En muchas otras, como las diversas vitaminas B, este problema no interviene ya que las formas naturales y las sintéticas son completamente idénticas.

Vitamina E natural
La forma sintética de la vitamina E es una mezcla de ocho configuraciones diferentes. De estas ocho,siete son inactivas y solo una activa (el RRR-alfa-tocoferol), que tiene una configuración idéntica a la de la forma natural. La vitamina E natural se compone exclusivamente de RRR-alfa-tocoferol (a menudo denominado D-alfa-tocoferol). Puede saberse que se ha empleado vitamina E sintética en un complejo múltiple por el término “DL-tocoferol” en la etiqueta. Cuando solo se menciona “Vitamina E”, sin indicar “natural”, “DL” o “D”, puede suponerse que no se ha tenido en cuenta la forma y que por tanto se ha empleado vitamina E sintética, más barata. Como ya se ha comentado, los 7/8 de la vitamina E sintética son inactivos. La vitamina E procede prácticamente siempre del grano de soja. Gran cantidad de soja está modificada genéticamente. A la hora de elegir un multivitaminas, puede tenerse en cuenta que este no incluya ingredientes con modificación genética.


Vitamina A
En los suplementos alimentarios la vitamina A generalmente se aporta en forma de palmitato de retinol. Sin embargo, esta forma de vitamina A resulta bastante inestable y se degrada pronto, por lo que es mejor optar como fuente de vitamina A por el betacaroteno (provitamina A), más caro. Esta forma tiene además la ventaja de que se transforma en vitamina A en función de las necesidades, con lo que no puede darse un exceso.

Betacaroteno y otros carotenoides
El betacaroteno puede fabricarse químicamente (sintetizarse) u obtenerse de una fuente natural. En la naturaleza los carotenoides nunca se presentan aislados, sino siempre en complejo. Por ello, un buen multivitaminas contiene además de betacaroteno de origen natural una combinación de otros carotenoides (como alfacaroteno, zeaxantina, criptoxantina, luteína, licopeno). La fuente natural de estos carotenoides es a menudo la caléndula o algas (Dunaliella salina o espirulina).

Vitamina D
La vitamina D se presenta en dos formas: la vitamina D2 (ergocalciferol) y la vitamina D3 (colecalciferol). Por su mayor afinidad de unión al receptor de vitamina D, la vitamina D3 tiene un valor de al menos tres y posiblemente incluso diez veces más que la vitamina D2. La vitamina D3 resulta por tanto preferencial a efectos de suplementación para el ser humano. Si bien la D2 todavía se utiliza ampliamente en multivitaminas, actualmente los especialistas ya no la consideran equivalente a la D3.

Vitaminas B
Por la enorme importancia (y frecuente insuficiencia) de las vitaminas B, tienen que estar presentes en los complejos múltiples en cantidades significativas. Se trata en particular de la vitamina B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina/nicotinamida), B5 (ácido pantoténico), B6 (piridoxina), B12 (cobalamina) así como ácido fólico (anteriormente vitamina B11) y biotina (anteriormente vitamina B7). Existen también sustancias fuertemente relacionadas con las vitaminas B, como el PABA (ácido paraaminobenzoico), el inositol y la colina. Es importante que el múltiple contenga también estas sustancias, ya que en las fuentes alimentarias naturales siempre se presentan combinadas.

Vitamina C
La vitamina C está generalmente presente en los complejos múltiples en forma de ácido ascórbico. En el organismo, la vitamina C está activa en forma de L-ascorbato y L-dihidroascorbato. En los suplementos alimentarios estos ascorbatos se encuentran a menudo en forma de ascorbatos de minerales (como ascorbato de potasio, de magnesio o de zinc). La ventaja de esta forma es que la vitamina C ya no sería ácida (está desacidificada) y con ello es más respetuosa con la pared estomacal y el esmalte dental. Este último aspecto es importante en particular en múltiples infantiles, a menudo masticables. Además, la vitamina C en forma de ascorbato se absorbe mejor en la célula. Si la etiqueta solo menciona “vitamina C”, hay muchas probabilidades de que se haya empleado ácido ascórbico y no ascorbato.

Flavonoides
La vitamina C se absorbe mejor y es más eficaz cuando está combinada con bioflavonoides. El cuerpo reconoce la situación natural, y todas las fuentes ricas en vitamina C lo son también en bioflavonoides. Como fuentes comunes de bioflavonoides están la acerola, el camu-camu, el escaramujo o la cáscara de cítricos (bioflavonoides de cítricos). Las sustancias activas son entre otras la rutina y la hesperidina, que tienen un efecto sinérgico con la vitamina C y favorecen su absorción.

Minerales
Las cantidades de minerales en la alimentación constituyen un reflejo de las cantidades de minerales en el suelo. Un complejo múltiple debe estar adecuado a la composición en materia de minerales y a la ingesta alimentaria general del país de que se trate. Así por ejemplo, en Estados Unidos el suelo contiene mucho más selenio que en los Países Bajos, por lo que los múltiples estadounidenses contienen menos selenio. Gran cantidad de los múltiples disponibles en los Países Bajos se importan de Estados Unidos, por lo que su composición mineral no se ajusta a la situación neerlandesa.
Reviste una gran importancia que los múltiples ofrezcan la gama completa de minerales esenciales.
A menudo ese no es el caso de los más baratos, que muchas veces carecen de uno o más de los siguientes nutrientes: selenio, cromo, boro, molibdeno, yodo, manganeso y cobre. Frente a esto, no es deseable incorporar fósforo, flúor y sodio (sal) en los múltiples. Si bien son minerales esenciales, ya se dan de forma suficiente en la alimentación. Además de ello, es importante que el complejo múltiple contenga también minerales esenciales menos conocidos, como el azufre (en forma de MSM, metilsulfonilmetano) y el silicio (por ejemplo en forma de extracto de bambú).
La mayoría de los minerales ejercen un efecto mutuo positivo (sinergia). Sin embargo, algunos presentan una reacción antagónica entre sí, como es el caso del cobre y el zinc. Esto quiere decir que si uno toma durante mucho tiempo una dosis elevada de zinc puede aparecer una insuficiencia de cobre. Por ello, es importante que los minerales estén presentes en unas proporciones determinadas, de tal forma que no se creen problemas a la larga. En lo referente al hierro, el zinc, el cobre y el manganeso la relación óptima es de 7:7:1:1.

Compuestos y absorción de mineralesLa forma química del mineral, el compuesto en el que viene incorporado, resulta fuertemente determinante para el grado en el que se absorbe tal mineral en el tracto gastrointestinal del cuerpo.
Los minerales en compuestos inorgánicos, como los óxidos, fosfatos, cloruros e hidróxidos, se absorben mal, mientras que los compuestos orgánicos, como los citratos, orotatos, fumaratos, gluconatos y los quelatos de aminoácidos se absorben en general bien, aunque entre ellos existen diferencias. No es obligatorio por ley indicar la forma del mineral. En complejos múltiples de calidad inferior en general no se menciona y la etiqueta dice solo, por ejemplo, “magnesio 30 mg”. De esta forma se encubre que se ha usado un compuesto mineral inorgánico (como un óxido de magnesio), que se absorbe peor. Una forma correcta de declararlo es incluir el tipo de compuesto tras el mineral, por ejemplo “hierro (en forma de fumarato)” o “zinc (como citrato)”. También debe indicarse en la etiqueta la cantidad elemental de una vitamina o mineral y no solo la cantidad de ingrediente. Así, 75 mg de L-metionina de zinc aportan solo 15 mg de zinc elemental.

Otras sustancias en los complejos múltiples
Junto a las vitaminas y minerales esenciales y a los sinergistas importantes para tales vitaminas, como los bioflavonoides, puede incorporarse a los múltiples muchas otras sustancias y extractos vegetales.

Algunos de ellos son:

  • DMAE: el dimetilaminoetanol es un potente desintoxicante de la célula y protege el ADN. Las sardinas y las anchoas son fuentes naturales del DMAE. Es una sustancia relacionada con la colina y un precursor del neurotransmisor acetilcolina.
  • Betaína HCl: la betaína HCl fomenta la secreción de ácido gástrico, para una mejor absorción de nutrientes, como la vitamina B12. También refuerza la digestión de las proteínas, ya que crea un medio ácido en el estómago.
  • Aminoácidos: como la N-acetil-L-cisteína (NAC). La NAC es un aminoácido importante ya que actúa como precursor del glutatión, un antioxidante muy potente. La NAC también desempeña un papel de peso en la desintoxicación del hígado.


Declaración de ingredientes
La forma de declarar los ingredientes es en general un buen indicador de la calidad del producto. 
Tiene una gran importancia la mención de la forma química de las vitaminas y lo mismo se aplica a los minerales. Sin embargo, por la compleja composición de los múltiples, a veces hay problemas de espacio en la etiqueta. En especial en el caso de pequeños envases, se observa a veces que la limitada superficie de la etiqueta vuelve imposible la mención de todos los ingredientes con sus compuestos de forma legible. En tales situaciones es aconsejable leer la información del producto en un vademécum o en el sitio web.

Excipientes y aditivos
Para prensar un comprimido o tableta o rellenar una cápsula se hace uso de excipientes, necesarios para mejorar las propiedades reológicas de los ingredientes y para aglutinar estos últimos para poder prensar el producto. Un buen complejo múltiple contiene la menor cantidad posible de excipientes y exige por ello un proceso productivo cuidadoso. Frente a esto, los múltiples baratos contienen muchos más excipientes, y a menudo indeseables, como talco, lactosa, dióxido de titanio y óxido de hierro. Tampoco están bien en un buen múltiple el azúcar (sacarosa), el almidón o los conservantes artificiales. Además de todo ello, puede tenerse en cuenta que el producto no incluya ingredientes con modificación genética.

Alérgenos
Hay una serie de alérgenos muy comunes, como el maíz, la soja, la levadura, el gluten, la lactosa, algunos conservantes y algunos colorantes y aromas artificiales, que es importante que no estén presentes en el complejo múltiple. No siempre se sabe si hay una alergia o hipersensibilidad, y de esta forma cualquier persona puede hacer uso del complejo sin tener que preocuparse de posibles reacciones de hipersensibilidad.

Vegetarianos y veganos
Para los veganos y algunos vegetarianos es importante que el complejo múltiple no contenga gelatina ni otras sustancias de origen animal. A veces tales sustancias vienen en una materia prima determinada. Por ello, es importante que la etiqueta sea clara acerca de la presencia o ausencia de sustancias animales. Las cápsulas vegetarianas se elaboran con celulosa, el principal material de la pared celular de las plantas verdes, en lugar de gelatina. Ofrecen además seguridad frente a la EEB, si bien actualmente muchas de las cápsulas de gelatina vienen garantizadas en este sentido.

Contaminantes
Todas las materias primas deben ser de alta calidad y cumplir requisitos estrictos, en especial en lo referente a contaminación con metales pesados, pesticidas, herbicidas, fungicidas, PCB o dioxinas.
Actualmente se encuentran en ocasiones concentraciones excesivas de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) en las materias, en particular en algunos extractos vegetales. Un buen productor de suplementos alimentarios debe controlar que todas sus materias primas sean sometidas a pruebas para comprobar la ausencia de estos contaminantes.

Absorción
Muchas sustancias se absorben en la primera parte del intestino delgado, el duodeno. Si un comprimido no se deshace bien rápidamente, los principios activos no se absorberían o apenas lo harían. Por ello, el productor debe hacer por sistema pruebas de tiempo de descomposición en cada lote. 
Un inconveniente de las cápsulas (y razón importante por la que muchos complejos múltiples se presentan en forma de comprimido) es que en una cápsula entra una cantidad considerablemente menor de principio activo. Normalmente preferimos tragar un comprimido antes que dos cápsulas. Además de ello es importante que el tamaño de las partículas de los ingredientes sea el menor posible. Este aspecto se mide en unas unidades denominadas mesh. Las partículas muy grandes se absorben más lentamente. Los complejos múltiples se presentan también en forma líquida o en polvo, lo que puede ser práctico para personas que tengan problemas para tragar. Un inconveniente es que muchas veces tienen un sabor poco agradable, entre otras cosas por las vitaminas B. Además, en forma de polvo hay mayores posibilidades de oxidación, con lo que se perdería eficacia más rápido. El polvo resulta asimismo más difícil de dosificar con precisión. Si se abre una cápsula para utilizar su contenido evitamos el problema de la oxidación y tenemos además la ventaja de una dosificación precisa. Para una absorción óptima debe tomarse el complejo múltiple durante la comida. Esta es la forma más natural, ya que el complejo se deshace y se absorbe con el quimo. De esta manera se absorben también óptimamente las vitaminas liposolubles.

Dosificación
Otra diferencia importante entre un complejo múltiple barato y uno de calidad estriba en la dosificación. Los buenos múltiples contienen dosis de vitaminas que en algunos casos quedan muy por encima de las cantidades diarias recomendadas. Esto se da en particular con las vitaminas hidrosolubles (las vitaminas B y la C). A veces, como con la vitamina B12, el motivo es una baja absorción. Otra razón frecuente es la compensación de unas mayores necesidades a consecuencia de estrés, enfermedad y contaminación ambiental. Un hecho importante en la medicina nutricional es que con nutrientes en altas dosis en algunos casos pueden lograrse efectos que no serían posibles con la simple alimentación, como la reducción del nivel de homocisteína con altas dosis de vitamina B6, B12 y ácido fólico.

Precio
Por todos los aspectos comentados, el precio de un complejo múltiple de alta calidad es superior al de uno corriente. Esto se da con aún más razón si contiene sustancias fitoterapéuticas (extractos de plantas medicinales).

A quién va dirigidoLos complejos múltiples pueden estar formulados para una población diana determinada. Así, hay múltiples especiales para mayores de 50 años (entre otras cosas con más ácido fólico y vitamina B12) y embarazadas (entre otras cosas con más ácido fólico). El producto también puede estar enfocado a una afección específica, como por ejemplo un complejo múltiple para el metabolismo de la glucosa.

Conclusión
En el caso de los complejos múltiples se da prácticamente siempre la máxima de que lo barato sale caro. Hay muchos complejos múltiples baratos en el mercado, que no satisfacen en absoluto importantes criterios de calidad que este tipo de productos deberían cumplir. También entre los de las gamas superiores, por ejemplo los pensados para el prescriptor profesional, hay que separar el grano de la paja. Corresponde a médicos y terapeutas la importante tarea de informar a sus pacientes y asistirles en la elección de un complejo múltiple de buena calidad, preferentemente adaptado a su situación personal.

 

Profesionales titulados, colegiados y cualificados ...

¿Estás en buenas manos?

Clínica Salux está compuesta por un equipo de profesionales titulados, colegiados y cualificados para ejercer las terapias que en ella se realizan. Un profesional trabajará con usted durante todo el tiempo que dure la sesión de una forma personalizada, eligiendo y adaptando las técnicas de tratamiento que mejor le convengan en función a sus necesidades.

Dr. Antonio Moro Pantoja

Testimonios

Badajoz

  • C/ Nazaret, 2, 1º A
  • 06007 - Badajoz
  • Teléfono: +34 653 38 15 58
  • amoro@clinicasalux.es

Alburquerque

  • C/ Juan de Dios González, 16 bajo B (Plaza de abastos)
  • 06510 - Alburquerque (Badajoz)
  • Teléfono: +34 654 79 04 14
  • amoro@clinicasalux.es

Huelva

  • C/ Amado de Lázaro, 7  21002 Huelva
  • Teléfono + 34 601 24 63 58 / 653 38 15 58
  • amoro@clinicasalux.es

 

 

Login

...